Ciencia asociada a procesos de diseño: El afecto societatis y las industrias 4.0

societatis industrias 4 0
Según Laboral Club, afecto societatis “es un deber que posee todo el que sea socio o forme parte de la sociedad en la que vivimos”, con lo cual “deben prestar un servicio o colaborar en algún plan que sea más importante que ellos mismos” (Imagen: Gentileza Laboral Club).

D&F Muebles publica nuevamente un artículo sobre diseño, en exclusiva, pergeñado por la pluma de Cristina Amalia López. Profesional de este campo disciplinar, López integra tanto la Asociación Latinoamericana de Diseño (ALADI) como BOOK 21. Facebook: BOOK 21.

Desde la Asociación Latinoamericana de Diseño (ALADI) entendemos que el valor de la Ciencia asociada en los procesos de Diseño desafía el esquema tradicional de los proyectos y en esta construcción de conocimiento en la era del 4.0 caminamos hacia un nuevo paradigma.

Si bien el complejo tecnológico diseca los espacios de “con=vivencia”, la relación entre pares de un equipo interdisciplinario debe conducirse con los principios de convivencia -donde la formación humanística del diseñador- lo convierte en el actor articulador de las vinculaciones del equipo.

También lo convierte en el promotor del afecto societatis que tan necesario es, al resultado del proyecto en curso.

La affectio societatis es invocada allí donde se observa colaboración voluntaria, activa, interesada y a menudo entre iguales, pares y en los equipos interdisciplinarios. El carácter voluntario y activo de la colaboración la distingue de las agrupaciones involuntarias, por lo que se busca, que es el acuerdo de conocimiento a partir del aporte individual a los proyectos desde conjunto.

El carácter interesado distingue la sociedad de la mera asociación. No hay, sin embargo, siempre real colaboración entre los asociados, en particular cuando estos son meros poseedores pasivos de títulos en bolsa.

La igualdad no es entre personas, pero entre las partes sociales: hay a menudo socios mayoritarios y socios minoritarios en las sociedades.

societatis industrias 4 0
Cristina Amalia López. La “inteligencia artificial” es señalada como elemento central de esta transformación

Revolución

Es inminente darnos cuenta de que tanto la realidad aumentada como la virtual son factores que están provocando el cuarto movimiento de la revolución industrial, las industrias 4.0, transformando el escenario laboral, el productivo y el de los mercados.

La “inteligencia artificial” es señalada como elemento central de esta transformación. Por lo tanto, la educación, recuperando tiempos perdidos, debe posicionarse en estos desbordantes escenarios. Posicionarse, no desde la “locus académica”, sino desde una nueva praxis metodológica que convoque a la innovación, con el ingreso exponencial a las nuevas formas de acceso al conocimiento que afectan significativamente el limitado espacio áulico.

A este espacio llegan nuestros alumnos en la búsqueda de respuestas, de soporte de vida a futuro, en una realidad que ellos desconocen y que dan por supuesto, que los docentes dominamos.

Y, claramente, esta industria de las capacitaciones genera un enorme potencial de aldea de diálogo en el universo de los diseñadores: La tecnología está revolucionando la producción y la innovación es la que marca el rumbo.

Las TIC ofrecen posibilidades de experiencias laborales diferentes, con sistemas productivos eficaces y diferenciados de los métodos tradicionales. La tecnología pone a disposición la posibilidad de optimizar los procesos de producción, interviniendo en cada uno de sus etapas, obligando a proyectistas y operadores a una renovada gimnasia de adaptación al cambio y, por ende, a nuevos procesos creativos y de mejora en la oferta productiva.

Es la puesta en marcha de fábricas inteligentes (en inglés, smart factories) capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, como a la asignación eficiente de recursos.

Se abren caminos a una nueva revolución industrial en la que se encuentra Internet, los Sistemas Ciberfísicos, la Cultura del hágalo Usted mismo, la Fábrica 4.0. Al enfatizar y acentuar la idea de una creciente y adecuada digitalización y coordinación cooperativa en todas las unidades productivas de la economía, recibe otras denominaciones como: Usina Digital, Industria Digital, Fabricación Avanzada, Sistema de manufacturación Inteligente etc., consolidando un nuevo hito en el desarrollo industrial que marca importantes cambios para la década en curso.

Nuevos profesionales

En este contexto al que nos estamos adaptando capacitaremos desde la educación formal e informal a nuevos profesionales, preparados para gestionar proyectos que tengan un impacto tangible en una sociedad ávida, aún sin saberlo, de sustentabilidad, ya que en ellos les va el futuro de supervivencia.

Por consecuencia, decimos que los objetivos de sostenibilidad, los ODS son un eje central a discutir, debatir y aplicar (Documento “Acuerdo PNUD – Asociación Latinoamericana de Diseño/ ALADI / Producción Limpia”, signado en Congreso ALADI 2000 Santiago de Chile), un tremendo desafío para la industria en su conjunto y en particular para las pequeñas y medias empresas, que conforman el noventa por ciento del sistema productivo latinoamericano.

Se trata de un escenario virgen y agresivo para los más de 600 mil jóvenes profesionales en formación en las especialidades del diseño en el continente.

Leer: El diseño y los negocios: la marca se favorece con la tarea del diseñador en las empresas

Fuente: ALADI.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre