Transformación de un edificio en desuso en un espacio cubierto en Vizcaya

Madera laminada edificio en Vizcaya
: Funcionalmente el espacio se distribuye en dos plantas. Una planta baja diáfana, donde se coloca una pequeña barra abierta, multiusos, para eventos que se realicen. Y una entreplanta de pequeñas dimensiones, a la que se accede desde las escaleras exteriores.

Madera laminada edificio en Vizcaya: Los arquitectos Beñat Saratxaga y Gentzane Goikuria, integrantes del estudio Beharq, diseñaron esta construcción a la que bautizaron “Last Chance for a Slow Dance” (Última chance para un baile lento). La obra obtuvo el primer premio del concurso español para elegir al mejor proyecto de arquitectura en madera de 2021.

En el País Vasco se usa indistintamente en euskera o en castellano la palabra aterpe como sinónimo de espacio o lugar cubierto.

Durante el desarrollo del proyecto básico de rehabilitación del Ayuntamiento de Larrabetzu surgió la idea de transformar el edificio anexo en un espacio público cubierto en el centro urbano del municipio.

Prácticamente en desuso y de escaso valor arquitectónico, es un espacio exterior que podía complementar a la plaza del pueblo (herriko plaza).

Madera laminada edificio en Vizcaya
Vista del aterpe (espacio o lugar cubierto) junto a la construcción contigua.

Éste es el espacio de mayor importancia y centralidad en la trama urbana del municipio y es sede de muchas actividades sociales y recreativas, pero no disponía de un espacio exterior abierto y cubierto de cierta entidad.

El aterpe, pese a sus dimensiones modestas, podía paliar esta carencia. Lo haría al crear un espacio ventilado, luminoso y permeable, cuya arquitectura y volumen se integraría silenciosa y discretamente en Larrabetzu.

Envolvente

El nuevo espacio se forma mediante una estructura que hace las veces de envolvente.

Madera laminada edificio en Vizcaya
La estructura de cerramiento exterior es de madera laminada.

Desde el mismo respeto por la pre-existencia se plantea la recuperación de la fisionomía original de la medianera de la casa en planta baja, así como la integración de las escaleras exteriores y su fuente.

Fue para reforzar la memoria colectiva de los larrabetzuarras, mejorando así la integración tranquila de la nueva edificación, tanto física como emocionalmente como un sustrato más en la historia del lugar.

Madera laminada

La estructura de cerramiento exterior es de madera laminada. Está formada por una serie de costillas o nervios estructurales como envolvente abierta y permeable, y soporte de una cubierta a tres aguas.

Un único gran pilar de madera adosado al edificio del Ayuntamiento sirve para sostener tanto la cubierta como una entreplanta de madera contralaminada CLT. Se crea así un pequeño pórtico con una gran viga de hormigón en voladizo.

Funcionalmente el espacio se distribuye en dos plantas. Una planta baja diáfana, donde se coloca una pequeña barra abierta, multiusos, para eventos que se realicen. Y una entreplanta de pequeñas dimensiones, a la que se accede desde las escaleras exteriores.

Cuando se ejecute el proyecto de rehabilitación del Ayuntamiento está previsto conectar esa entreplanta desde el interior, comunicándola con el salón de plenos y dotando a éste de una salida de evacuación.

Esa entreplanta complemente y enriquece este espacio cubierto. Lo hace más versátil, ya que se puede usar con múltiples formas, con púlpito, coro, escenario, etc.

Varios nervios estructurales desaparecen en planta baja para enmarcar dos accesos, uno en la plaza principal y otro por la fachada Oeste, siguiendo los itinerarios habituales en la plaza.

Madera laminada edificio en Vizcaya
Los autores crearon un espacio ventilado, luminoso y permeable.

Pequeña ventana

Una pequeña ventana permite el acceso desde el callejón sur, aunque éste no se realiza a la misma cota.

La disposición de los pilares dota al espacio de una amplia permeabilidad visual. Y éste se complementa con alumbrados públicos de LEDs lineales, que generan una iluminación sugerente y equilibrada. Además, la iluminación se puede regular y resulta muy eficaz energéticamente.

El aterpe actúa como un fanal hacia el exterior, iluminando la plaza con una luz difusa y sutil (ver imagen de croquis).

El edificio ofrece una imagen contemporánea. A la vez, es respetuosa con la tradición arquitectónica local, tanto en forma como en volumen.

Y concuerda con la edificación que ya existía, tanto en materiales de construcción como en acabado: madera, piedra y hormigón de aspecto pétreo.

Por otro lado, también pone en valor la casa consistorial, pese a su apariencia contemporánea, de forma armoniosa y silenciosa en el ámbito de la herriko plaza de Larrabertzu.

Sostenibilidad

Se suma a la iluminación LED el hecho de que prácticamente todo el edificio es de madera, que es el único material verdaderamente sostenible y reductor de huella de carbono en construcción.

Vista desde el primer piso

Madera laminada edificio en Vizcaya: Ficha técnica

– Nombre del proyecto: “Last Chanche for a Slow Dance”. Espacio público cubierto Larrabetzu;

– Localización: Askatasuna Plaza, Larrabetzu (Bizkaia);

– Autores del proyecto: Beñat Saratxaga y Gentzane Goikuria;

– Equipo de proyecto behark: Asier Madarieta;

– Dirección de obra: Beñat Saratxaga y Gentzane Goikuria;

– Dirección de ejecución: Juan Luis Urresti;

– Promotor: Ayuntamiento de Larrabetzu;

– Constructor: Zamakoa S.A.;

– Superficie: 125 metros cuadrados;

– Presupuesto: 230.000 euros;

– Fecha de inicio y de terminación: junio de 2020 a enero de 2021;

– Fotos: Mikel Ibarluzea;

– Estructura de madera: Madergia S.L.

– Fijaciones: Rothoblaas;

– Madera laminada encolada: Nordlam Hasslacher Norica Timber;

– Carpintería de madera: Ventanas Barrio Hno. S.L.;

– Tarima exterior: Carpintería Arkotxa S.L.;

– Iluminación: Susaeta Iluminación S.A.;

– Estructura metálica: Transformados Metálicos Industriales S.L.;

– Madera contralaminada: Stora Enso;

– Cobertura de teja cerámica: Edilians;

– Entablados de madera: Piveteaubois;

– Aislamiento de lana de roca: Rockwool.

Comentario del Jurado

Todo Madera transcribe de manera textual el comentario del jurado que publicó Aitim.

“Edificio en espacio público adosado con una estructura que hace las veces de envolvente del nuevo volumen.

Valores arquitectónicos: edificio sobrio, elegante, eficiente para usos diversos en cuanto espacio de refugio.

Complejidad de la solución en madera: adecuado uso de la madera sin exponerla a extremos de mera utilización decorativa. La rotundidad de los perfiles de CLT aporta un carácter casi clasicista.

Buen manejo de los materiales empleados y su combinación.

Sostenibilidad máxima en cuanto a que se ha empleado mucha madera y otros detalles, como iluminación LED”.

Fuente y fotos: Aitim número 332, diciembre de 2021.

Notas banner pie

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre