Madera contralaminada (CLT) como nueva tendencia en tecnología de la madera

madera contralaminada
Se trató de una construcción controlada totalmente en taller, lo que proporcionó óptimas condiciones de trabajo y de control de los componentes. Este sistema facilita la introducción de la informática para la sistematización del proceso.

Existe una tecnología que algunos denominan CLT (Cross laminated timber), que en castellano suele denominarse madera contralaminada. El Boletin Novedades Forestales INTA Concordia del 16 de noviembre de 2018 informó que se está terminando en Uruguay un complejo turístico que sería el primero en utilizar paneles de madera CLT

Se construye en José Ignacio, Uruguay, un complejo de viviendas turísticas en paneles CLT

Mg Martín Sánchez Acosta, fundador del boletín Novedades Forestales e investigador de INTA Concordia, informó: “Visitamos lo que seguramente será la primera construcción en madera con tableros CLT del Uruguay, y de estas latitudes. Nos atendieron muy gentilmente Gustavo Percivale y Matías Abergo de la empresa Enkel Group. Los paneles CLT (Cross laminated Timber, es decir, paneles de tablas cruzadas pegadas y prensadas) importados de Italia son de madera de abeto (Picea abies) de tres capas de 1,5 pulgadas cada una, la cobertura es de Eucalyptus grandis local, y cuentan con el soporte tecnológico de conectores de Rothoblaas de Argentina”. Esta Posada José Ignacio se encuentra en la entrada a la ciudad homónima cerca de Punta del este, y ya estará en funcionamiento como alojamiento en este próximo verano

madera contralaminada
Esta Posada José Ignacio se encuentra en la entrada a la ciudad homónima cerca de Punta del este
madera contralaminada
La posada estará en funcionamiento como alojamiento en este próximo verano

La idea básica del sistema es la construcción altamente prefabricada, introduciendo líneas de montaje totalmente automatizadas.

Cuando todavía estamos viendo en la Argentina si el clásico ballon frame, con sus 180 años de existencia y millones de viviendas construidas y en construcción, es un material y tecnología confiable, apuremos el paso porque el CLT en cualquier momento deja la discusión fuera de cuadro.
Esto me ha llevado a reproducir un documento, creo que del AITIM, sin restricciones de difusión, seguro con algún comentario que saldrá en el desarrollo.
Dice el documento del AITIM: “Es el sistema con mayores innovaciones tipológicas (el CLT). Supone una transformación total en el concepto de la construcción de madera. Redefine la relación entre la propia construcción y las propiedades del material. Sistema constructivo superficial (salvo en pocos casos, prescinde de elementos estructurales lineales) que permite integrar estructura, acabado e instalaciones, partiendo de paneles macizos o compuestos”.
Pueden ser fabricados en grandes formatos, simplemente limitados en sus dimensiones por las limitaciones propias del transporte en ruta.
No implica modulación ninguna, por lo que la libertad que dota al proyectar es muy alta, considerando además que a la hora de disponer los huecos en los paneles no se debe tener más consideraciones que las propias de las transmisiones de cargas y esfuerzos, así como la adecuada proporción de llenos y vacíos.

El concepto de la modulación, tan exprimido en facultades y otros ámbitos del diseño, implica la búsqueda de simplificaciones constructivas, flexibilidad de diseño.
Tiende a entrar en crisis en el mundo de la informática, donde la creación de objetos distintos está optimizado en el sistema de producción.

Diferencias con el panel

La madera contralaminada o CLT tiene diferencias con otros paneles construidos partir de madera.

Entre ellos:

– paneles de madera laminada o alistonada. Unión transversal con medios mecánicos de tablas de 60 milímetros de espesor dispuestas de canto formando elementos portantes superficiales, muros, cubiertas y forjados.  Existen diversos tipos que se diferencian en el modo de unión y fijación de las tablas, ya sean por clavos, espigas o bien pasadores.
– paneles de madera alistonada contraplacada: se forman con listones pegados con resinas melamínicas en capas sucesivas con alternancia ortogonal en la dirección de las fibras.

De esta unión de capas encoladas se consiguen elevadas estabilidades dimensionales, llegando a poder admitir un cierto comportamiento resistente bidireccional.

Deberé modificar mi exposición en las charlas, sobre todo en la formación de estudiantes de arquitectura, que contaminan la madera de la lógica del monolitismo del hormigón armado, piensan siempre en estructuras en dos direcciones.

Uno reitera en madera, como en acero, con elementos finitos que se unen y articulan, las estructuras son unidireccionales.
Alcanzan grandes dimensiones, de modo que se han llegado a resolver fachadas de cuatro plantas con un único panel. Admiten curvatura simple. Sus espesores van  desde los 51 milímetros hasta alcanzar los 300 milímetros.
Paneles de tablero aglomerado (tableros de madera aglomerada): virutas de conífera con adhesivos, de 80 milímetros de espesor para formar muros portantes y de arriostramiento; la construcción de las cubiertas y de los forjados debe ser resuelta con sistemas alternativos, pero permiten adaptarse a todo tipo de soluciones.

Admiten ser fabricados en dimensiones estandarizadas y moduladas, que han de ser montadas, formando piezas de gran tamaño, posteriormente para su puesta en obra.
Admiten, dada su composición homogénea, la unión y el corte de todo tipo de piezas, machihembrándose en los ensambles.

Hay que tener un control riguroso con las humedades durante el proceso de montaje. Exigen un control del lugar de almacenamiento y acopio.
Se están desarrollando paneles tipo OSB de similares características pero incorporando los beneficios propios de los paneles de fibras, aunque evidentemente de mayor peso.
A esta variedad de tipos se le suman productos mixtos, compuestos fundamentalmente a base de tablas y pequeños paneles que incorporan cámaras de aire, aligerando el conjunto.

Una controlada disposición de la orientación y contrapeado de las tablas las dotan de gran rigidez. Algunos productos incorporan tableros al conjunto constituyendo casi una construcción de sistemas de bloques de paneles semi-macizos”.

Los distintos sistemas utilizan diferentes formas de resolver las juntas, ya sea mediante medias maderas, machihembrados, ranura y lengüeta, con clavos en diagonal o con pasadores de madera o acero.

El sistema exige:
1- Una mano de obra especializada;
2- Estandarización y prefabricación de los componentes;
3- Uniones geométricas y mecánicas;
4- Un alto rendimiento en el consumo de madera;
5- Cuidados revestimientos exteriores;
6- Grandes posibilidades de revestimiento;
7- Planificación previa en taller y en el obrador;
8- Recepción y almacenamiento controlado del material.

Veamos un ejemplo de esta tecnología aplicada a una vivienda unifamiliar.

madera contralaminada
Esta casa se construyó en Francia con la dominada Cross laminated timber (CLT), que en algunos artículos en español se los denominan paneles de madera contralaminada. Esta tecnología novedosa produce algo así como un multilaminado hecho con tablas, en espesores superiores a 15 centímetros.

CASA S
Korteknie Stuhlmacher Architecten, Charbonnieres-les-bains, Francia 2004-2007

“En el jardín en ladera, detrás de su diminuto chalet temporal, una familia francesa con niños pequeños deseaba construir una casa más compacta y duradera. Inspirados por una publicación de nuestro proyecto “Casa nº19” en una revista francesa, nos encargaron diseñar una casa completamente de madera en torno a un pequeño pino (el bonsai); una casa permanente, robusta y no convencional para ellos, sus libros y su colección de arte y diseño”.

Indican los diseñadores

El punto de partida del diseño fue un volumen simple de la casa nº19, pero modificada de acuerdo con la topografía del terreno, el uso pretendido y los árboles existentes.
Su sección escultórica crea diferentes espacios junto con el largo espacio que hacen que cada uno tenga su carácter propio y sus proporciones: un amplio salón con un techo alto, ventanas en todas las caras, un largo lucernario de cubierta y ventanas abatibles que pueden ser abiertas de forma completa hacia el jardín; un pequeño y estrecho espacio de biblioteca con vista directa sobre el bonsai, una cocina generosa y funcional y un comedor.

El piso superior en voladizo es otro volumen largo y estrecho, situado cruzado sobre la cubierta del otro volumen y crea en cada lado un voladizo que cubre los espacios inferiores.

Las habitaciones de los niños son pequeñas y simples, pero comparten un ancho corredor para jugar. El aseo tiene acceso directo a la cubierta y al mismo tiempo, el dormitorio principal ofrece privacidad y unas vistas espectaculares sobre el entorno.

La elección de los materiales es completamente sostenible. La construcción consiste en elementos prefabricados de madera maciza y fue montada en obra en pocos días. Para la piel exterior se utilizó madera de alerce europea importada tratada con tinte natural.

Fuente y fotos: maderadisegno, Revista Digital de Arquitectura en Madera.

Foto construcción en Uruguay: El Boletin Novedades Forestales INTA Concordia

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre