Delta del Tigre bonaerense: Casa en Isla del Este, en Canal del Este

casa madera delta
Embarcadero de la vivienda.

El Delta del Tigre bonaerense es el escenario de esta casa de 150 metros cuadrados cubiertos y más de 120 m2 de galerías cubiertas y descubiertas, destinada a uso de fines de semana y vacaciones. Las casas construidas en seco con el diseño y las técnicas apropiadas permanecen siempre “secas”. Al ingresar a una de estas casas siempre tienen ese dulce olor a madera. Galería de Imágenes.

El Delta siempre tiene 2 o 3 grados menos de temperatura ambiente y un porcentaje de humedad relativa mas alto que el “continente”.

Para el comitente, la decisión de diseñar y construir esta casa con estructura de madera de entramados o “platform frame” y elevada del suelo natural fue la resultante de varios factores, sumados a la larga experiencia del Estudio en este sistema: la certeza de estar protegido de las crecidas del río, la velocidad de ejecución (un tercio del tiempo que en el de una de ladrillo y hormigón u otros sistemas de construcción húmeda), la favorable relación calidad–precio, el compromiso ambiental y la previsibilidad absoluta de precio total y plazo de entrega previo al inicio de la obra.

casa madera delta
La volumetría se resolvió con un conjunto de 3 cubos entrelazados cuyas diferentes alturas varían según los usos.

Entre otros requerimientos del Comitente se destacaron:

– Volumetría “moderna”: se resolvió con un conjunto de 3 cubos entrelazados cuyas diferentes alturas varían según los usos.

– Contraste cromático simple: se aplicó sólo el color negro al exterior y el blanco al interior.

– Amplias vistas al río desde todos los ambientes: la casa está desplegada en un abanico abierto al sudeste.

– Áreas de dormir bien independientes: el ambiente principal que reúne Estar, Comedor y Cocina, hace de fuelle entre el Dormitorio principal y los Dormitorios de hijos y visitas.

Desafíos

casa madera delta
La casa está construida con estructura de madera de entramados o “platform frame” y elevada del suelo natural.

El diseño y la construcción de esta casa –como la de cualquier edificio en el Delta- presentaba varios desafíos de especial complejidad.

Los suelos allí son de muy baja o cuasi nula capacidad de carga: son terrenos de origen aluvional reciente y están sometidos a permanentes inundaciones y varios cambios diarios de marea. Por lo tanto, una construcción húmeda (por ejemplo, de hormigón y ladrillo) es claramente un contrasentido (a pesar de que se la utilice muy a menudo).

Cualquier estudio de suelo directamente lo califica No Apto para una construcción de ese tipo. Incluso en el caso de Isla del Este (como en Nordelta), donde se realizó un importante trabajo de refuerzo de tosca y tablestacado con el objetivo de lograr condiciones aptas para recibir cargas, sigue habiendo un hundimiento permanente que pone en serio riesgo de fisuras a cualquier construcción monolítica y extremadamente pesada como es la de hormigón y ladrillo. ¡Estos edificios pesan aproximadamente 6 veces mas que los de madera!

Los edificios con estructura de madera se comportan como una suerte de “nave” en dique seco, con el peso apropiado para no ir a ningún lado pero lo suficientemente livianos y estructuralmente solidarios como para no hundirse ni sufrir otros perjuicios asociados a suelos de este tipo.

El porcentaje del presupuesto destinado a las fundaciones es 1/10 del de los edificios tradicionales: esto significa que en vez de estar enterrando entre el 15 y el 20% del costo de la obra –como requieren los pilotajes y las plateas de Hº Aº de una obra húmeda- , ese dinero se destina en mejores elementos para la parte de la casa que se disfruta!

Además, al estar sobre elevados del terreno y tener una importante cámara de aire, estas casas son inmunes a las inevitables humedades de cimiento que tarde o temprano padecen la mayoría de las viviendas de ladrillo que se construyen hoy. Es sencillo: el enorme peso de estas casas fundadas sobre platea de hormigón o contrapisos reforzados terminan cediendo a las presiones de humedad ascendente de estos suelos y por el fenómeno de capilaridad, el agua termina apareciendo primero en la base de los muros y luego se propaga hacia arriba.

Por otra parte, la cámara de aire entre el terreno y la casa también funciona como un piso técnico formidable: a través de él, los electricistas y sanitaristas despliegan todas sus instalaciones, las que quedan a la vista para futuras modificaciones o reparaciones con total accesibilidad y sencillez, sin tener que romper o adivinar donde están los posibles inconvenientes.

casa madera delta
Se aplicó sólo el color negro al exterior.

Particularidades del Delta

El Delta siempre tiene 2 o 3 grados menos de temperatura ambiente y un porcentaje de humedad relativa mas alto que el “continente”. Esto presenta una demanda adicional respecto del confort interior de las casas en esta zona, que por lo general permanecen cerradas la mayor parte del año.

Las casas hechas con sistemas húmedos conservan un alto porcentaje de humedad al interior del muro (literalmente “nunca terminan de secarse”) y por su estructura esponjosa, absorben fácilmente humedad, frío o calor en su masa dificultando su calefacción o refrigeración.

Esto se potencia en la isla por las diferencias climáticas mencionadas, generando además moho y hongos al interior y obligando a sus propietarios a pasar días de supuesto descanso ventilando y combatiendo este flagelo. Las casas construidas en seco con el diseño y las técnicas apropiadas permanecen siempre “secas”. Cuando se ingresa a una de estas casas siempre tienen ese dulce olor a madera aunque haya permanecido cerrada por largo tiempo.

Por su eficiencia térmica, la casa es sumamente fresca en verano y cálida en invierno; ésta en particular, debido a la falta de gas natural y abundancia de leña en la isla, se calefacciona fácilmente con placas electro cerámicas y una salamandra a leña de alto rendimiento.

Este sector del Canal del Este esta en la zona más nueva y menos reparada del Delta: tiene sus mejores vistas hacia el Sudeste, que es también de donde llegan las peores tormentas de viento y lluvia en esta zona. Las amplias aberturas en esa dirección se protegieron en gran parte con las galerías cubiertas y carpinterías de aluminio con termo paneles de DVH.

Además, todos los muros están ejecutados al exterior con el concepto de “muro ventilado” que contiene una cámara de aire de 2 pulgadas entre la estructura del muro y el revestimiento exterior de tablas. Esta cámara está abierta y se genera una circulación permanente de aire que disipa la temperatura exterior del muro.

casa madera delta
El ambiente principal reúne Estar, Comedor y Cocina.

Por último, cabe destacar las ventajas y economías logísticas: sólo el consumo de combustible en fletes para el transporte de materiales a obra fue siete veces menor al requerido para el de una construcción húmeda. Toda la casa se pre-panelizó en taller y se transportó en dos fletes medianos. El tiempo total de obra fue de 4 meses.

Desde mediados del siglo XIX, el Delta ha sido un ámbito tradicional de casas con estructura de madera, ya sea con el sistema de bastidores como también de otros sistemas (por ejemplo, madera maciza).

Domingo Faustino Sarmiento tuvo una casa de madera sobre el actual Río Sarmiento, que frecuentó desde 1860 hasta su fallecimiento en 1888 y que hoy sigue en pie como el Museo Sarmiento. Luego de casi treinta años de vivir en ella, este eterno visionario admiraba y destacaba la lógica de las casas de madera. Decía el ex Presidente de la Nación: “Ni piedra ni ladrillos (…) en el Delta, la madera es el material arquitectura americana. Un progreso que deseáramos ver introducido a lo largo de todo nuestro país”.

Fuente: maderadisegno número 135, Revista Digital de Arquitectura en Madera (www.maderadisegno.com.ar).

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre