El gobierno creó el Régimen de Fomento de la Inversión para la Exportación

    Régimen Inversión para Exportación

    Régimen Inversión para Exportación: Se oficializó este miércoles a través del Decreto 234/2021. Con el foco puesto en atraer dólares genuinos, el Gobierno Nacional creó el Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones. El objetivo es facilitarles a las inversiones productivas el acceso al mercado de cambios.  

    Se agilizará el acceso a divisas para nuevos desembolsos productivos que incrementen las exportaciones.   

    El tope máximo anual es el equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.  

    En cuanto al destino de los fondos, se podrán aplicar al pago de capital e intereses de pasivos en el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes. 

    Régimen Inversión para Exportación: Previsibilidad 

    La iniciativa tiene como regla «aumentar la previsibilidad de la inversión extranjera directa o de la inversión nacional financiada con crédito externo, destinada a incrementar las exportaciones», según detallaron desde el Ejecutivo.   

    El plan apunta a los sectores foresto industrial, agroindustriales, hidrocarburífero, minero y de industrias manufactureras, «ya sea en un nuevo proyecto o aquellos que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar».  

    El plan también es un cambio de mirada que pone como condición la inversión para recibir como contraparte medidas favorables, lejos de las liberalizaciones de controles como anzuelo para desembolsos.   

    Derechos exportación Exportación Rollos.

    Rebaja de derechos de exportación y Exportación de Rollos.

    Suscríbase a Desarrollo Forestal y reciba en su correo electrónico o whatsapp este material. Valor Mensual $150-
     

    Gabinete económico  

    La decisión se comunicó el 31 de marzo luego de una reunión del Gabinete Económico encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.   

    El propósito fundamental de este proyecto es incrementar las exportaciones y crear empleo; y a la vez un gesto a sectores económicos concretos, con el doble juego de atraer inversiones y dar previsión a esas firmas para que dispongan de divisas, uno de los reclamos de los privados.   

    Luego de la reunión, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, explicó que «uno de los problemas centrales de nuestra economía es la escasez de dólares. Este fenómeno se explica por varios factores”.  

    En este sentido, el ministro de Economía, Martín Guzmán, sostuvo que «venimos dando pasos para construir condiciones macroeconómicas que promuevan una economía más dinámica desde lo productivo y más estable. Esta medida consiste en una adaptación del esquema de controles de capitales de modo de favorecer las inversiones en la economía real, mientras se siguen desalentando los movimientos de capitales de corto plazo y de tipos especulativos que generan inestabilidad cambiaria”.   

    Hoy en día, las exportaciones se liquidan y los pagos de deuda o repatriación de capital requieren, en general, de un pedido de conformidad al Banco Central.   

    Luego de puesto en práctica este decreto, las nuevas inversiones que incrementen exportaciones, usen la generación de divisas para repatriación de capital e intereses.   

    En el detalle, el programa prevé que el 20 por ciento de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas a una nueva inversión serán de libre aplicación por hasta un máximo anual equivalente al 25 por ciento del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.   

    Y el destino de esos montos será el pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes.   

    El plan apunta a los sectores foresto industrial, agroindustrial, hidrocarburífero, minero y de industrias manufactureras, «ya sea en un nuevo proyecto o aquellos que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar».   

    Vale decir que actualmente, ya el sector automotriz tiene beneficios impositivos por exportaciones incrementales, y el Gobierno avanzará en el mismo esquema explicando este DNU con el sector agroindustrial, con el que está avanzada una norma de fomento exportador.   

    Con las petroleras, en tanto, se pretende lo mismo: de hecho, ya hubo reuniones del ministerio de Economía y el secretario de Energía, Darío Martínez, con el sector.   

    Los beneficiarios son «Personas humanas o jurídicas, nacionales o extranjeras», que presenten «un proyecto de inversión no menor a 100 millones de dólares en caso de ser una nueva inversión y que aumenten la capacidad productiva del negocio en marcha».   

    No se considerarán como inversiones «las financieras y/o de portafolio, las fusión o adquisición de empresas o de cuotas y/o acciones o participaciones societarias». Por último, la duración del beneficio será de 15 años. 

    Leer: AFoA y el Acuerdo Económico y Social  

    Fuente: Página/12 y Ambito.com    

    Notas banner pie

    Dejar respuesta

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre