IMFER, INTA Concordia e INTI Entre Ríos participaron de la construcción de una vivienda en madera

imfer vivienda de madera
Se colocó machimbre de 1 pulgada en las paredes exteriores

La Cámara de Industriales Madereros y Forestales de Entre Ríos y Sur de Corrientes (IMFER) terminó la construcción de una vivienda de madera emplazada en el ingreso de la Reserva Forestal Chaviyú de la ciudad de Federación, Entre Ríos. Participaron también en la construcción INTA Concordia e INTI Entre Ríos UE Concordia. Todo Madera dialogó telefónicamente con Jorge Rigoni, miembro de IMFER y titular de CDR Maderas, para conocer detalles de la construcción, cuyo metro cuadrado cuesta $12.000, llave en mano.

imfer vivienda de madera
Avance de obra tras la tercera jornada. “Al tercer día estábamos montando el techo”, afirmó el doctor en ingeniería Martín Sánchez Acosta, quien trabaja en INTA Concordia.

Entrevista

– ¿Cómo surgió la posibilidad de que IMFER realice la obra?

– En 2014 los canadienses hicieron en Federación la casa en la que funcionan las oficinas de IMFER, en conjunto con INTA Concordia. Siempre respetando el CAT (NdR: Certificado de Aptitud Técnica) del CeDeFi. En esta institución participa IMFER. Y la obra surge de la necesidad de la Municipalidad de Federación de darle impulso a este tipo de obras para poder capacitar a mayor cantidad de gente y, a su vez, tener una base de mayor difusión del sistema constructivo.

– ¿Cuáles son las características técnicas de la vivienda en madera que se construyó en la Reserva  Forestal Chaviyú?

– La construcción se realiza sobre una platea, se coloca un entramado de madera en piezas de 2 pulgadas por 4 pulgadas. En el caso de esta obra, que es de dos plantas, la tirantería queda a la vista. Y en planta alta se colocaron placas de fenólico para rigidizar el piso. Sobre las paredes se colocaron tableros fenólicos, que cumplen la función de rigidizar la estructura de la vivienda; también se colocó barrera de vapor y en la parte exterior se colocó madera en el formato frente inglés o cabañero en machimbre de 1 pulgada. En la parte interior se puso lana de vidrio, un nylon de 200 micrones y después se colocó el revestimiento interior, que puede ser placa de yeso, machimbre, MDF o lo que se considere necesario. Ésa es la estructura básica de la casa.

– Una de las características que resaltó la cámara es que en la obra se utilizaron muchos materiales originarios de la provincia. ¿En qué proporción se utilizaron?

– Excepto las placas de yeso, las chapas de zinc, nylon, lana de vidrio, para toda la estructura del entramado en sí se utilizaron materiales que se producen en Entre Ríos. Toda la madera que se utilizó se produce en la zona, incluso también el ladrillo que se utilizó para la platea es de producción local.

– Una de las grandes ventajas son los tiempos. ¿Cuáles fueron los tiempos que demoró el total de la obra?

– En 90 días una obra de este tipo se resuelve. En este caso, los tiempos se extendieron hasta casi 180 días, pero por cuestiones que surgen cuando se depende de un ente público. Por ejemplo, la vivienda debe llevar una cubierta de techo verde, que hoy todavía está pendiente. Una parte del techo se impermeabiliza con membrana y barrera de vapor, se colocan 5 centímetros de tierra y después se le siembra césped. Es en la parte de la obra en la que está el mirador (ver fotos).

– ¿Cuántos metros cuadrados tiene la vivienda?

– Tiene alrededor de 100 metros cuadrados, si contabilizan las superficies cubiertas y semicubiertas.

– La vivienda va a ser ocupada por el cuidador de la Reserva, ¿no?

– La casa va a funcionar como vivienda del guardaparque, en el sector en el que hay dos dormitorios, una cocina, un living-comedor y el baño. Y tiene una oficina de recepción, con baños para discapacitados y una kitchenette en la que se va a poder recibir a los visitantes. La idea es que, incluso, se puedan dar charlas en la oficina porque hay puertas que se pueden deslizar y ampliar así la capacidad de la oficina.

– ¿Cuáles fueron las instituciones que participaron del proyecto?

– Los que realmente trabajamos en el proyecto fuimos IMFER, INTA Concordia e INTI. La cámara hizo la obra, mientras se fue capacitando a gente. La dirección técnica estuvo a cargo de INTA, a través de Martín Sánchez Acosta y Ciro Mastrandrea. Por INTI participó Nicolás Zakowicz. Ellos tres son los responsables de dictar las clases y los responsables de la construcción, más allá de que haya intervenido una arquitecta en la dirección de obra.

– ¿Cuáles son los requerimientos técnicos que implica cumplir con el CAT de CeDeFi? Pensándolo para empresas constructoras que lo quisieran replicar, ¿qué es lo más difícil de cumplir?

– No, no, nada. Difícil no hay nada. No digo que se pueda producir en serie. En la parte de panelería y de cabriadas, no hay problema. Después hay que terminar en obra algunos detalles, pero es un tipo de construcción que no presenta inconvenientes. Es de mayor prestación, tal vez, que algún otro sistema constructivo. Estamos hablando de tirantería más reforzada y de que el cuerpo de aire que hay internamente es mayor, y siempre al exterior se pone una suerte de doble emplacado. Primero rigidiza la estructura, luego se coloca la barrera de vapor, y se separa de la pared exterior de machimbre de 1 pulgada para que haya circulación de aire. Entonces, la característica principal es la circulación de aire permanente que hay entre el exterior y el cielorraso, para graficarlo de alguna manera. Eso permite que la casa esté ventilada permanentemente, fresca o templada, según la época.

– En el número anterior se publicó un reportaje a la empresa Abuelo Sixto, que entrega las viviendas con un certificado expedido por CeDeFi que garantiza que la empresa cumple con el CAT para construir las viviendas. Es un aval importante.

– Abuelo Sixto adoptó nuestro sistema. Cuando se habla de CeDeFi, se está hablando del IMFER. El IMFER es una cámara que participa dentro de CeDeFi. INTA, IMFER e INTI son las instituciones que ejecutan casi todas las iniciativas. Abuelo Sixto es socio de la cámara.

¿Hace cuánto se terminó la obra (NdR: la entrevista se realizó en los primeros días de mayo)? ¿Cuáles fueron los primeros comentarios que recibieron por la nueva obra?

– Fue abierta al público hace 30 días. Los comentarios realmente son muy halagadores. Estéticamente, la casa tiene otra forma (ver foto). Nosotros no incorporamos placa cementicia, sino que pusimos madera para mantener la estructura. Está encuadrada en el entorno y tiene muy buen aspecto. Todos los comentarios que hemos recibido con muy buenos.

– ¿Cuál es el costo estimado del metro cuadrado de este tipo de construcción, llave en mano? Siempre considerando terminaciones estándar, ni muy caras ni muy baratas.

– Aproximadamente, $12.000. Todo puede cambiar de acuerdo a las pretensiones del propietario.

– ¿Existe financiación con entidades bancarias para este tipo de viviendas?

– Lo bueno es que Banco Nación, en algunos casos, ha otorgado créditos hipotecarios para este tipo de estructuras. Hay seguros, el trámite es engorroso, pero se habla de que se va a poder acceder tanto a los créditos del plan que es continuación del ProCreAr como a otro tipo de créditos hipotecarios.

Fotos: Gentileza IMFER e INTA Concordia.

Notas banner pie

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre