Actualidad de Mehring S.A. y la búsqueda de un cambio de mentalidad

(Buenos Aires, 17 de diciembre de 2013). D&F Muebles se entrevistó con Carlos Correa, directivo de Mehring S.A. y presidente de CIMAE, durante EXPODEMA 2013, 16º edición de la Feria Internacional del Mueble, Madera y Aberturas que se desarrolló del 3 al 6 de octubre en el Predio Ferial de Esperanza. Organizó CIMAE y D&F Muebles tuvo un enviado especial que recorrió la feria y recabó material exclusivo. Adelanto.

EXPODEMA surgió a través de la Cámara de Industriales Madereros y Afines de Esperanza (CIMAE) como propuesta de uno de los sectores más relevantes de la economía esperancina y regional, con el objetivo de impulsar la economía de la industria del mueble de la zona.
Con más 16 ediciones realizadas se ha convertido en una de las ferias del mueble más importantes del país y cada año convoca a proveedores, madereros y trabajadores afines al sector, así como a las familias de Esperanza y la región.

– ¿Cómo está el sector?

– El sector está realmente bien, en lo que es Esperanza y la región. Está con un nivel de actividad importante… Más allá de que es una lástima que algunos no entiendan cómo es esta cuestión… Algunos que pasamos por esas crisis del ’98 al 2001 entendemos perfectamente que estos son los momentos en los que –si hay bonanza- más hay que apostar a la inversión en este tipo de ferias. Hay algunos expositores que están ausentes que se excusaron porque están tapados de trabajo…

– …(interrumpiendo) Esto ya lo escuché otras veces. Alguna vez no expusieron porque no vendían y otras porque tenían mucho trabajo. La verdad, no se entiende.

– Y creo que ésa es la tarea que tenemos que hacer desde la cámara de apuntar a cambiar esa mentalidad donde se producen estas cuestiones. O sea, las empresas reclaman pero después lo que sobra es dinero por parte de los entes gubernamentales, tanto provinciales, nacionales, o municipales, y lo que faltan son proyectos a financiar. Es algo que viene sucediendo, en épocas de crisis o de relativa bonanza.

– La intendenta dijo que había cerca de 100 empresas en Esperanza vinculadas a la industria del mueble. ¿Vos creés que todas en este momento están trabajando bien?

– Yo creo que la mayoría está trabajando bien, más allá de que puedan haber problemas puntuales.

– Pedro Reyna, presidente de FAIMA, nos dijo en entrevista con D&F Muebles que se estaba vendiendo pero que el aumento de costos atenta contra la rentabilidad del fabricante o del revendedor.

– Sí, lógicamente. Pero esto viene desde hace varios años. Nos hemos tenido que acostumbrar a la presión fiscal, laboral, de seguridad e higiene… todo va carcomiendo los márgenes. Hay una voracidad fiscal que realmente es terrible, tanto por parte del Estado nacional como del provincial, inclusive.

– E incide más en un sector intensivo en cuanto a empleo de mano de obra.

– Exactamente. Aparte, se exigen en la provincia cuestiones como el calzado, que no está en el convenio maderero. Hay una gran voracidad por recaudar de parte de los distintos estados.

– Pero la contracara de la presión impositiva es que hay fondos para participar en ferias o capacitarse.

– Es así. Tal cual. Es así porque, de hecho, hay fondos importantes para capacitación. Y lo que faltan son proyectos de capacitación. Es decir, capacitadores, fundamentalmente. Y alguien que coordine. Y después hay programas como el PACC (Programa de Acceso al Crédito y a la Competitividad, ver recuadro), que es de SEPYME (ver recuadro) y que funciona bastante bien. El PACC sirve para las ferias, para cambiar el sistema de computación de la empresa, puede servir para hacer un plan de marketing. Pero claro: hay que trabajar, es burocrático, hay que estar al día con AFIP. Si vos querés recibir subsidios, tenés que estar al día. Y eso implica tener una economía formal. También hay créditos para inversión de capital que nosotros (por Mehring), particularmente, las hemos aprovechado mucho.

– ¿Han ampliado la planta?

– Sí, hemos ampliado la capacidad de lustre, e incluso de fábrica, con créditos específicos para bienes de capital que son muy (enfatiza) blandos (ver recuadro). Pero, claro, eso implica una formalidad de la empresa que el sector tiene que entender que…

– …hay que ir por ese camino.

– Claro. La formalidad es todo un tema.

Foto: D&F Muebles (de un Enviado Especial a Esperanza).

La extensa nota completa se publica en D&F Muebles impreso (Año XXI, número 137).

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre