La cordobesa Sinlac invierte y apuesta a capacitación en el mercado de lacas

sinlac lacas

D&F Muebles se entrevistó en FIMAR Córdoba 2018 con David Cravero, socio gerente de la empresa Sinlac. Esta firma cordobesa, con sede en la localidad de Colazo, tiene quince años de trayectoria en la producción de productos sintéticos y lacas para la industria del mueble.

“Tenemos todas las máquinas de aplicación para que el cliente pueda reproducir lo que quiera en nuestra fábrica y después desarrollarlo en su empresa”, le dijo Cravero al enviado especial de D&F Muebles a FIMAR Córdoba 2018.

– Te pido que por favor relates la trayectoria de la empresa.

– Empezamos hace 15 años con la venta de lacas, pero hicimos la planta nueva hace cuatro años. Hemos hecho ampliaciones en estos últimos cuatro años y estamos haciendo un galpón más de 2.000 metros cuadrados y un laboratorio de 500 metros cuadrados. Va a ser no solamente un laboratorio de desarrollo, sino de prueba, para que los clientes puedan ir. Tenemos todas las máquinas de aplicación para que el cliente pueda reproducir lo que quiera en nuestra fábrica y después desarrollarlo en su empresa.

sinlac lacas

– ¿La idea es que el cliente pueda ir a la fábrica con su consulta o problema, y ahí resolverlo con el técnico de Sinlac?

– Sí. Va a tener su soplete, su rodillo para UV, va a tener su lijadora de contacto. Todas las máquinas que tiene que tener el cliente en su fábrica las va a tener en nuestro laboratorio. Si quiere desarrollar un color o una textura nueva, lo va a tener. Y nos va a servir a nosotros para desarrollar a la misma escala que lo hace el cliente.

– Supongo que el cliente va a ir con sus gerentes o dueños, pero también con sus técnicos.

– Vamos a usar también al laboratorio como sala de capacitación. Yo siempre digo que pinturas hacemos todos, de mejor o de peor calidad. Somos relativamente iguales en la parte tecnológica. Pero el servicio es diferente: explicarle al cliente cómo viene la madera, cómo tratarla. El estar arriba del cliente es la diferencia.

– Los especialistas señalan que hay que evaluar la humedad de la madera y la humedad de la provincia de destino del mueble para elegir el tipo de laca a aplicar en cada caso. Y que muchas veces quien decidía qué tipo de laca comprar para la fábrica era quien operaba la cabina de pintado.

– Sigue pasando eso. Uno tiene que buscarle el producto adecuado a cada cliente. Yo veo que Argentina se basaba en hacer un solo producto para múltiples usos. En nuestro caso es al revés: hacemos diez o veinte productos llave en mano para el cliente. Le tiene que gustar el tipo de producto al pintor, le tiene que gustar el precio al dueño, le tiene que gustar el servicio a la parte de logística… Ése es el servicio completo que tenemos que dar. Y es la filosofía de trabajo nuestra, que nos llevó a crecer de 10.000 litros mensuales que comenzamos fabricando a producir 200.000 litros mensuales en la actualidad.

– Recientemente viajaste a Brasil. ¿Fabrican en base a componentes brasileños? ¿Fuiste a vender o a comprar insumos para la fábrica?

– Las dos cosas. En Brasil estuve por una de las alianzas estratégicas de intercambio de tecnología. Fabricamos el 100 por cien acá. No traemos nada hecho del exterior, pero sí importamos materias primas: de Bayer desde Alemania, traemos de Italia, importamos dióxido de titanio de China. Incluso, distribuimos. Nos llevamos la sorpresa de que comenzamos importando para nuestro consumo y ahora estamos vendiendo también para nuestros colegas. No de línea muebles, pero sí otras áreas. En Brasil terminamos de cerrar ahora un acuerdo por el cual vamos a fabricarle una parte del proceso de la pintura para el origen de la industria textil. Nos dan los concentrados, nosotros acá vamos a hacer las diluciones y la distribución logística para la industria textil. Es un rubro nuevo que recién comenzamos a trabajar.

– Por las dimensiones que mencionaste, la planta es grande.

– Nosotros ampliamos la planta porque atendemos a toda la industria. Ahora también estamos haciendo envases de 1 litros y de 4 litros para la reventa a ferreterías, corralones, pinturerías. Ése es el desarrollo que comenzó en marzo pasado.

sinlac lacas

– Te iba a preguntar si trabajás con distribuidores menores. Veo que es muy personalizado el contacto con el cliente. ¿Vos entregás directamente o te manejás con distribuidores?

– Tenemos diez distribuidores en todo el país, pero damos la asistencia técnica directamente en fábrica. Tenemos dos técnicos continuamente en la calle dando vueltas y haciendo las visitas de cortesía o los desarrollos que nos piden los clientes. Y la parte minorista la vamos a manejar con capacitaciones. Porque son productos que no requieren del área técnica. Hoy se pueden manejar por medio de una buena ficha técnica y de videos en YouTube. Son productos de fácil aplicación.

– ¿En tu reciente viaje a Brasil viste colores nuevos? ¿Hay algún tipo de lustre que se imponga como tendencia?

– Hay dos tipos de caminos. Uno es en muebles macizos, donde se viene la época de desarrollos que incluyan mayor trabajo artesanal. El tema de acabados envejecidos y patinados, que se utilizaban hace mucho tiempo, están volviendo. Y he visto que están los colores fuertes, como el amarillo y el naranja, que también se están usando en poliuretano laqueado. Y los metalizados, también. Todas las lacas perladas de usos en automóviles, hoy se están utilizando en la industria del mueble. Incluso, nosotros compramos una máquina, que es un sistema tintométrico italiano, que tiene una base de 6.000 colores diferentes. De los 6.000 colores, hay 1.500 colores metalizados.

– Es decir, es una producción bastante dinamizada.

– Sí. Es un software con las bases y contamos con un portafolio con todas las gamas de colores. Está más dirigido a los arquitectos que desarrollan un mueble y quieren una pintura especial.

– O para grandes fábricas que encaren una línea nueva.

– Nosotros podemos hacer desde 1 litro a la cantidad que se quiera de envases de 20 litros. Pero podemos darle a elegir toda la carta de colores, provista por quien nos vendió la máquina. Que, incluso, nos envía cada mes los colores que son tendencia y que se aplican con el software que les compramos.

– Charlé con un diseñador que le planteó a un fabricante cambiar totalmente su línea como consecuencia de las fuertes importaciones. Y le sugirió buscar una laca nueva para diferenciarse y darle un valor agregado a su producto.

– Lo que he visto en la última feria de muebles en Brasil es que ellos están también complicados en el sector del mueble. Y estuvieron presentando diseños muy básicos, con combinaciones muy pobres, algo que en otra época no pasaba. Contra esa mercadería el fabricante local no puede competir. Pero sí con muebles de mayor valor agregado. Nosotros, al nivel lacas y barnices, estamos con precios internacionales. Yo me estoy midiendo con otras empresas y tenemos el mismo precio a nivel internacional. Alguien de la cámara dijo en D&F Muebles que las lacas y los barnices habían aumentado en el mercado interno, y ahí te das cuenta que él no me compra a mí (risas), porque yo no aumenté lo que se dijo en la nota. Nosotros aumentamos desde el 1º de enero de 2017 al día de hoy un 12 por ciento (NdR: La entrevista se realizó a mediados de abril, antes de que el dólar pasara de $20 a $25).

– Antes sólo en ciertas maderas se podía trabajar con ciertas lacas. Con el secado y el mejor tratamiento en maderas de pino, eucalipto e incluso en paneles de álamo, ¿todas las lacas son aplicables a estos tipos de maderas?

– Cualquier laca se puede usar para cualquier cosa. Depende también del equipamiento y del espacio que tenga cada cliente, pero hoy los productos en base acuosa se pueden usar para cualquier madera, los de base solvente, también. Cualquiera va para cualquier cosa. Siempre hay que tratar de aggiornar la mano de obra que tiene el cliente y el equipamiento. Es fundamental ver cómo está trabajando la madera, qué equipamiento tiene para pintar y ahí recomendarle el producto adecuado.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre