Cabañas y viviendas sociales en maderas construidas con bloques de pino ponderosa

(Buenos Aires, 20 de noviembre de 2012). Todo Madera dialogó telefónicamente con Julio Nespeca, titular de la empresa El Domuyo Arq, quien registró un sistema constructivo en base a bloques de madera de pino, en sus variantes ponderosa o elioti. Lleva hechas 40 construcciones, incluidas viviendas y cabañas turísticas. La empresa tiene sede en Villa Berna, Córdoba, pero ha realizado la mayoría de sus obras en Neuquén. Galería de Imágenes.

– ¿Cómo nace la empresa?

– La empresa empieza a funcionar desde que se empezó a construir con un sistema similar al actual, y que fue mejorando hasta lograr el sistema actual que funciona para viviendas permanentes, turísticas y viviendas de fin de semana. Hicimos una alianza estratégica con Corfone. Ellos empezar a producir los bloques bajo mi licencia y se hicieron muchas construcciones: para comunidades mapuches, se hicieron barrios en Andacollo –en el noroeste neuquino-, se hicieron para YPF refugios para la nieve en la cordillera, se hicieron oficinas administrativas para la provincia en Junín de los Andes y también se hizo en Vista Alegre, provincia de Neuquén. Ya llevamos hechas construcciones en seis provincias, entre ellas Santa Fe, Córdoba, Neuquén, Río Negro y Chubut.

– ¿Cuáles son las características de los bloques de madera?

– Son bloques de pino ponderosa, como unos ladrillos que tienen encastres hembras superiores e inferiores, y también en sus extremos, y luego se van encastrando con almas y tarugos de madera. Para ahorrar madera no hacemos un macho y una hembra, sino que hacemos hembras y después cortamos tablas finitas que hacen de almas y sirven para encastrar.

– ¿Qué dimensiones tienen los bloques?

– Los bloques tienen una dimensión de tres pulgadas por cinco pulgadas por cuarenta centímetros de largo.

– Usted hizo un alianza estratégica con Corfone y patentó el diseño del bloque de madera.

– Sí, está patentado el diseño y el sistema constructivo.

– ¿El Domuyo Arq tiene aserradero propio en el que produce los bloques o tercerizan la producción?

– Eso lo tercerizo y yo tengo en mi planta de Villa Berna, Córdoba, un pequeño laboratorio donde tengo todas las máquinas industriales a escala importante pero no produzco en volúmenes. Simplemente produzco para seguir evolucionando con el sistema. El año que viene cambia, ya que en lugar de ser clavado va a ser atornillado y el bloque se va a comercializar pre-agujereado. En Villa Berna tengo una planta, pero está siempre en estado latente. Cuando necesito ponerla en funcionamiento, probamos, investigamos, producimos y después lo sigue produciendo Corfone y estamos con algunas otras empresas que están interesadas en adquirir la licencia, el know how y el layout para producir los bloques.

– O sea, que usted está asentado en Córdoba pero el principal mercado es Neuquén.

– Sí, exactamente. El principal mercado es Neuquén porque ahí se difundió mucho y ahora hay un pedido del IPVU (Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo) de la provincia para hacer 80 viviendas más. Así que se está moviendo bastante bien. Ellos tienen 50.000 hectáreas de pino y no encontraban el producto para utilizar su madera. Porque la tirantería se dobla y el machimbre es un comodity que para competir con el NEA es complicado.

– ¿Este bloque o sistema constructivo se puede fabricar en otro tipo de madera, además
del pino ponderosa?

– En realidad, se construye en pino ponderosa y en pino elioti. Guarda una relación térmica bastante buena. Por la cualidad térmica del pino, esos 12 centímetros reemplazan a 60 centímetros de mampostería de ladrillo o 38 centímetros de ladrillo hueco cerámico. Se ha probado con otras maderas que no funcionan. Esto es porque tienen mayor densidad de fibras, tienen menos aire estanque en las fibras y entonces no son tan térmicas. El eucalipto se parte… Hay otras maderas que no son tan térmicas y, además, que no funcionan tan bien. El pino no se parte, no se agrieta. Manteniéndolo, nosotros tenemos casas de más de 10 años de antigüedad.

– Usted decía que se estaba buscando la salida a cierto stock maderero que tiene Corfone. ¿Tiene alguna estimación de qué rendimiento en dinero le da al sistema de bloques de pino ponderosa en comparación con el machimbre u otro producto?

– Genera un valor agregado de un 50 por ciento arriba del machimbre.

– Y de todas formas, el precio final de la vivienda no es demasiado caro por metro cuadrado.

– No. Cuesta alrededor de $2.700 el metro cuadrado frente a los $5.000 o $5.500 que sale el metro cuadrado de construcción tradicional. Porque, en realidad, nosotros trabajamos la vivienda llave en mano, si no bajaría bastante el costo. Sale casi un 50 por ciento menos que la construcción tradicional y estamos apuntando a construir kits para que la gente compre la madera en kits y pueda construir.

Fotos: Gentileza El Domuyo.

Más información en Todo Madera impreso de noviembre (Año XIV, número 70).

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre