Dante Sica, ministro de la Producción de la Nación, recibió a FAIMA en Rosario

dante sica faima

Representantes de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), fueron recibido el 15 de agosto en Rosario por el ministro de la Producción de la Nación, Dante Sica

Se reclamó por el estímulo de la demanda, financiamiento más accesible y aspectos de administración tributaria. Al día siguiente se publicó el reglamento técnico para muebles planos que busca poner freno a las importaciones. Se trabaja en uno similar sobre tableros de fibras y de partículas. Los pedidos sobre impuestos no están al alcance del funcionario. Información enviada por FAIMA.

Se le transmitió al ministro la situación de la industria de madera y muebles. Sica anunció que se publicarían los reglamentos técnicos marco del mueble como medida de administración del comercio exterior (NdR: Efectivamente, se publicó al día siguiente en el Boletín Oficial) y que se incluye el sector Muebles en el programa Ahora 3 y Ahora 6.

FAIMA y las cámaras de todo el país que la integran se reunieron en la ciudad de Rosario con el ministro de la Producción, Dante Sica, con el objetivo de transmitirle la situación del sector en cada una de las regiones.

FAIMA transmitió la delicada situación que atraviesa el bloque de madera y muebles, condicionada por la menor actividad, caída de ventas en el mercado interno y un fuerte aumento de los costos. “Desde el sector privado maderero estamos haciendo todos los esfuerzos por subsistir en este contexto y el sector público está trabajando en darnos las herramientas para que podamos concretarlos, pero hay un sector en la Argentina que es el financiero no público que cosecha todos los beneficios y no contribuye con esfuerzos para estabilizar la situación”, señaló Pedro Reyna, presidente de FAIMA.

dante sica faima
Desde la izquierda, Pedro Reyna -presidente de FAIMA, Dante Sica -ministro de la Producción de la Nación-, y Fernando Grasso, secretario de Industria de Rosario.

Se le presentó al ministro un listado de las preocupaciones más urgentes del sector consensuado con las 28 cámaras de la red FAIMA. Dichas preocupaciones están concentradas en el financiamiento a la demanda, a la oferta productiva y de capital de trabajo, aspectos tributarios, laborales y de comercio exterior. Además, FAIMA solicitó que se suspenda por 180 días el scoring en los planes de facilidades de la AFIP y en el último plan de facilidades anunciado incluir las obligaciones fiscales del mes de julio.

Pedidos y propuestas de FAIMA ante AFIP

FAIMA mantuvo en la primera semana de agosto una audiencia exclusiva con Sergio Rufail, subdirector General de Servicios al Contribuyente de AFIP, en la que se le presentaron sugerencias e inquietudes en aspectos de administración tributaria y de política impositiva.

Si bien el documento (a disposición de quien quiera observarlo) es exhaustivo respecto de temas fiscales y tributarios; los principales tópicos tratados en la reunión giraron en torno a: los planes de facilidades de pago y el sistema de scoring, los embargos preventivos y aspectos para que la política tributaria contribuya a combatir la informalidad y a garantizar condiciones de competencia para las empresas que cumplen con sus obligaciones fiscales en tiempo y forma.

FAIMA destacó el plan de facilidades recientemente lanzado en la resolución 4289 que contempla 48 cuotas, pero se señaló, por un lado, la utilidad de que el mismo contemple obligaciones vencidas al 31/07/2018 y que, a su vez, sería necesario que existan planes de no menos de 60 cuotas. El representante de AFIP sostuvo que se va a observar la posibilidad de extender el plan de 48 cuotas a obligaciones vencidas al 31/07/18.

En relación a los reclamos sobre el scoring, AFIP informó que se podrían revisar las doce causales que lo componen, pero no se mostraron optimistas ante el pedido de suspender el sistema momentáneamente como medida de emergencia PyME. En este sentido, las autoridades aclararon que para que un contribuyente detente la calificación D o E, la morosidad no es el aspecto que más pesa. Para poder evaluar situaciones, el equipo del subdirector Rufail solicitó a FAIMA el envío de casos concretos que presenten problemas para poder analizarlos y dar solución. En respuesta a esto, FAIMA insistió en que el sistema de scoring no es contemplativo de los problemas financieros que endógenamente presentan PyMEs en situación de fragilidad, dado que el marco actual de tasas altas para financiamiento, coloca a las empresas en situaciones desventajosas de capital de trabajo que les dificultan los cumplimientos sin retrasos.

Respecto a los embargos preventivos, desde FAIMA se solicitó que se tenga a bien dilatar los plazos de embargo. Las autoridades de AFIP respondieron que cuando comienza el juicio no pueden dilatar el embargo; sí existe la posibilidad de dilatar el inicio del juicio que hoy sería de 60 días entre el vencimiento de la obligación y el inicio del juicio. E invitaron a trabajar con las empresas sobre ese punto.

También se conversó sobre trabajar de forma coordinada con los espacios de diálogo de AFIP para combatir la informalidad sectorial, mejorar el nexo con las direcciones regionales de AFIP y compartir las medidas y novedades que afectan a la actividad empresarial de forma recurrente, para mejorar el diálogo de las PyMEs con bancos y otras entidades.

Participaron de esta reunión Pedro Reyna, presidente de FAIMA; Gabriel Campins, vicepresidente 1ero; Soledad Milajer, vicepresidenta 3era; Roberto Fontenla, presidente de CEMA; Gustavo Mehring, presidente de CIMAE; Sergio Corso, vicepresidente IMFER; Leandro Mora Alfonsín, Director Ejecutivo de FAIMA y Osvaldo Carosella, Asesor contable e impositivo de FAIMA.

Cabe destacar la amplia participación de distintos funcionarios del gobierno nacional y de autoridades provinciales y municipales en la reunión: Fernando Grasso, Secretario de Industria; Sebastián Prémoli, Secretario de Integración Productiva; José Núñez, Diputado Nacional; Stella Maris Clérici, Intendente de Cañada de Gómez y Ana María Meiners, Intendente de Esperanza, entre otros.  Esto es un reflejo de la importancia que tiene la cadena foresto industrial en todo el país; representa el 7,3% del valor agregado industrial argentino y genera 188.075 puestos de trabajo formales (directos e indirectos).

Participaron de la reunión Pedro Reyna, Presidente de FAIMA, Presidente de CAFYDMA (CABA) y miembro del comité ejecutivo de UIA; Gabriel Campins, Vicepresidente 1ero de FAIMA; Román Queiroz, Secretario General de FAIMA y Vicepresidente de AMAYADAP (Misiones);   Roberto Fontenla, Presidente de CEMA (Buenos Aires); Martin Kriz, Protesorero de FAIMA; Daniel Loutaif, Vocal de FAIMA y Presidente de CON (Oran, Salta); Luis Cruz Prats, Vocal de FAIMA y Presidente de CAFITUC (Tucumán); Soledad Milajer, Vicepresidenta 3era de FAIMA, Presidenta CAMMEC (Córdoba); Julieta Dadone, Comisión Directiva de CAMMEC (Córdoba); Guido Simonetta, Presidente de CML (Rosario); Francisco Haro, Comisión Directiva de CML (Rosario); Jorge Rigoni, Pro-Secretario General de FAIMA y Vicepresidente del IMFER (Entre Ríos);Eduardo Corso, Presidente del IMFER (Entre Ríos); Oscar Martin, Presidente CIMASFE (Santa Fe); Cesar Federici, Presidente de CIMA (Cañada de Gómez); Luis Izquierdo, Comisión Directiva de CIMA (Cañada de Gómez); Javier Orlandi, Comisión Directiva de CIMA (Cañada de Gómez); Gustavo Mehring, Presidente de CIMAE (Santa Fe); Marcelo Gioino de la Cámara de la Madera y Afines de Río Cuarto (Córdoba) y Leandro Mora Alfonsín, Director Ejecutivo de FAIMA.

Foto: Gentileza FAIMA.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre