Plan Belgrano, una herramienta para facilitar y coordinar posibles inversiones en el Norte argentino

Plan Belgrano 1
Presentación del Complejo Foresto Industrial en el documento que Unidad Plan Belgrano de Jefatura de Gabinete presentó en el Senado de la Nación.

Desarrollo Forestal dialogó telefónicamente con Luis Olmo, quien es funcionario de Unidad Plan Belgrano por parte de Ministerio de Producción de la Nación. “Lo que se estamos haciendo es, a través de los planes de infraestructura, les indicamos cuáles son las infraestructuras necesarias para apoyar estos distintos tipos de futuros emprendimientos. Por ejemplo, estamos trabajando para poner en marcha en poco tiempo el puerto de Concepción del Uruguay”, dijo Olmo.

– ¿Cómo está funcionando el Plan Belgrano? ¿Qué incidencia puede llegar a tener en el sector forestal?

– El Plan Belgrano sigue adelante. El presidente ha puesto muchas fichas en el Norte porque se considera, y está medido, que son las provincias más pobres de la Argentina, y que allí hay que trabajar mucho para generar mano de obra y fijar la población al territorio. Hay mucho esfuerzo de parte del presidente, y está siendo muy ejecutivo, sobre todo con los temas forestales. Ha movilizado a varios ministerios para que trabajamos en conjunto sobre este tema.

– Eso es evidente. Las dudas que hay en el sector comienzan por el presupuesto para ejecutar la 25.080, que es de $100 millones, aunque prometió llevarlos a $400 millones.

– Sí, prometió cuadruplicarlos cambiando un poco el esquema respecto de dónde salen los fondos. Para la zona del NEA, los fondos van a salir en este caso en un 50 por ciento del Estado y el otro 50 por ciento de las provincias. Que las provincias generen los fondos suficientes para pagar las cosas que se deben pagar.

– ¿A través de qué instrumento? ¿De endeudamiento en el extranjero, a través de algún banco? ¿Cómo funcionaría?

– Eso no lo sé. Previo a la reunión de la Mesa Forestal (ver aparte) el señor presidente estuvo reunido personalmente (enfatiza) con cada uno de los cuatro gobernadores del NEA, más el gobernador de Entre Ríos. Y los cinco participaron de la Mesa Forestal.

Luis Olmo
Luis Olmo es funcionario de Unidad Plan Belgrano por el Ministerio de Producción.

– El tema está cuando se plantean casos concretos. Para Corrientes sería la pastera y para Misiones podría ser la mega-planta de fabricación de viviendas industrializadas. Pero en el caso de la pastera sería necesaria una gran inversión en infraestructura, que quizás se pueda lograr con el apoyo del Plan Belgrano. Porque no queda muy claro si la provincia tiene los fondos para acompañar esa inversión.

– No, no tienen los fondos necesarios. Se pretende que vengan inversores internacionales y pongan dinero en el país, así como hacen en otras partes del mundo.

– ¿Pero el Plan Belgrano tiene fondos para hacer rutas, por ejemplo, y acompañar esa radicación de capitales?

– No. Lo que se estamos haciendo es, a través de los planes de infraestructura, les indicamos cuáles son las infraestructuras necesarias para apoyar estos distintos tipos de futuros emprendimientos. Por ejemplo, faltan puertos. Entonces, estamos siguiendo el tema del puerto de Posadas para que se concrete. Estamos trabajando para poner en marcha en poco tiempo el puerto de Concepción del Uruguay. Y se están bajando mucho los costos de la logística en cuanto al costo de los contenedores, al costo del Puerto de Buenos Aires. Y hay que seguir avanzando.

– ¿Esos serían los ejes del Plan Belgrano? ¿Trabajar en facilitar las posibilidades de inversión, bajar costos logísticos?

– Sí. Y se están dando muestras continuamente. Pero ya se han hecho muchas otras cosas: bajar los aranceles de importación de los forwarders para el sector forestal, una medida muy esperada. Son todos temas que se van logrando poco a poco, que quedan un poco desperdigados y nadie los junta. Pero se están haciendo para poder salir adelante.

Créditos blandos para que las provincias

– Mi duda era porque en su momento se dijo que el Plan Belgrano iba a hacer inversiones o dar créditos blandos para que las provincias puedan trabajar. ¿Más que nada lo que hace el Plan Belgrano es brindar ejes de apoyo y coordinación de diferentes áreas?  

– Sí, porque, en realidad, no tenemos plata para todo lo que uno quisiera hacer. Entonces, se está pensando en potenciar mucho los programas PPP (NdR: Participación Público Privada), donde hay participación privada. Estamos tratando de que vengan otros jugadores a invertir en el país. Y ahí sí tratar de ayudar de alguna forma.

Plan Belgrano Diapositiva 1
Limitantes del sector, según el documento presentado por Unidad Plan Belgrano en el Senado.

– Ahora, ¿por qué se demoran las inversiones?

– Un motivo para que la industria de la celulosa no se desarrolle es que el país, durante los últimos 30 años no invirtió nada y no apoyó a esta industria. Al contrario, la denigró totalmente, generando incertidumbre que hay que reflotar. Es una industria que ha hecho muchísimo para resolver sus problemas ambientales. Eso no se ha resuelto todavía, y los inversores prefirieron ir a Uruguay. Contra eso hay que ir trabajando.

– ¿En qué área específica están trabajando ustedes en este momento desde el Plan Belgrano?

– Estamos tratando de ver si es posible generar alguna herramienta que permita a inversores internacionales ganar más confianza en el país. Y que vengan.

Captar ese tipo de inversiones?

– ¿Eso tiene que ver con la Ley de Tierras?

– Tiene que ver con muchos cambios: la Ley de Tierras, la Ley de Fronteras, posiblemente pensar en alguna ley de promoción. En distintos mecanismos que den más seguridad jurídica a la gente que quiera venir al país a invertir US$ 4.000 para instalar una fábrica de celulosa y papel. Ahí estamos viendo. Sobre todo, hay que tener en cuenta que una empresa de celulosa que se instala en el país va a generar mucha más energía de la que necesita para funcionar. Y la va a volcar en la red. Hay grandes ventajas de este tipo de inversiones que no logramos hacer ver en su conjunto. Favorecería también la captura de dióxido de carbono, porque hay que plantar más árboles. Les guste o no, los bosques implantados crecen más rápido y también absorben dióxido de carbono mucho más rápidamente.

– ¿Considerás que hay una masa crítica suficiente para captar ese tipo de inversiones?

– Yo creo que la ley 25.080 se va a volver a prorrogar. Estamos trabajando en eso. Yo creo que hay suficiente masa crítica, aunque el objetivo es aumentar de 1,2 millones de hectáreas a 2 millones de hectáreas la superficie forestada.

Foto: Archivo Desarrollo Forestal.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre