Actualidad forestal de Corrientes: ritmo de plantaciones, puertos y mejora de caminos

foresto industria corrientes
En Corrientes se foresta más superficie con eucalipto que con pino

Desarrollo Forestal dialogó en exclusiva con Roberto Rojas, director de Recursos Forestales de Corrientes, para conocer detalles de la actualidad provincial. “El año pasado fue el primer año desde que está la ley 25.080 que se plantó más eucalipto que pino”, afirmó Rojas respecto de lo que sucede en el sector forestal. Respecto de la eventual prórroga de la ley de promoción, dijo: “El año que viene va a ser muy importante. Para dar una idea, de las 500.000 hectáreas (que hay en Corrientes), 350.000 se han forestado bajo el régimen de la ley 25.080.

foresto industria corrientes
Roberto Rojas, director de Recursos Forestales de Corrientes

Actualidad de Corrientes

– ¿Cuál es la actualidad de la provincia?

– Nosotros en la Dirección de Recursos Forestales de Corrientes actualmente estamos trabajando con bosques implantados y con la ley 25.080, en protección forestal, tanto en plagas como en fuego. En este caso ya estamos comenzando la temporada más crítica en la provincia. En esta época se suele complicar, más que todo por las condiciones meteorológicas. Nosotros, básicamente, trabajamos equipando a los bomberos; capacitando a los bomberos y a los productores. Y, a la vez, la gestión a nivel nacional por aviones hidrantes.

– Hubo un cambio en Nación en los encargados de gestionar el manejo del fuego, ¿verdad?

– Sí. Ahora el Sistema Federal de Manejo del Fuego depende del Ministerio de Seguridad (ver recuadro) y la restauración de áreas quemadas depende de Ministerio de Ambiente. Bosques nativos también depende de Ambiente, cuyo fondo para la conservación prácticamente se duplicó.

– Había señalamientos respecto de que había restricciones en los fondos para aplicar la ley 26.331. ¿Ustedes tienen otras referencias? ¿Tienen proyectos aprobados?

– Lo que sucede, por lo general, es que son fondos fijos en el presupuesto y después hay reasignaciones del gobierno nacional. Este año se ha cumplido.

– ¿Cuántos proyectos hay presentados en la provincia de Corrientes?

– Nosotros tenemos alrededor de 35 proyectos anuales en toda la provincia. En realidad, en Corrientes desde el punto de vista productivo los bosques nativos tienen muy poca incidencia. Es menos del 1 por ciento. Más que todo, están destinados a proyectos de conservación.

– En Corrientes hubo que trabajar mucho para delimitar el Ordenamiento Territorial e identificar cada zona. 

– Sí, fue así. Nosotros tenemos tres zonas: Espinal en el sur, Parque Chaqueño al oeste y la Selva Paranaense en el noreste. Nosotros, por tener esa característica de tener tres formaciones boscosas diferentes, tuvimos que hacer un trabajo mucho más minucioso. Y ha provocado idas y vueltas con las autoridades nacionales, que son las que evalúan. El Ordenamiento Territorial de los bosques y las áreas de conservación están validadas y aprobadas por una ley provincial, así que nosotros ahora estamos trabajando en la actualización de ese estudio.

– ¿Cuáles son las características de los proyectos que se presentaron?

– Los proyectos son globales. Están distribuidos en toda la provincia y más que todo están divididos en proyectos de conservación -en los que se financia la conservación y la restauración de los bosques- y de manejo sostenible. En este caso, principalmente se hace manejo silvopastoril en buena parte de la provincia.

– ¿Existe un avance en la implementación de sistemas silvopastoriles? Porque inicialmente había ciertas resistencias.

– En bosques nativos los proyectos silvopastoriles son principalmente de pequeños productores. Donde hay superficies de grandes campos se busca confinar los bosques nativos como reservas y hacer las actividades silvopastoriles o de agricultura en otros terrenos. Donde sí tenemos un incremento bastante notable en los sistemas silvopastoriles es en bosque implantado. Hay alrededor de 80.000 hectáreas que se están manejando bajo este sistema, en toda la provincia.

– ¿Cuántas cabezas hay bajo este sistema, aproximadamente?

– Se calcula que es una cabeza por hectárea. Es más de lo que hay en campo natural. Hay que tener en cuenta que el manejo silvopastoril, ya está comprobado, a la vez permite la conservación de pasturas naturales, que se hagan bajo dosel, por más tiempo.

– Y la vaca es un buen bombero.

– Exactamente. Y este año hubo heladas bastante considerables en la provincia y quienes tenían el sistema silvopastoril podían tener el pasto disponible mayor tiempo que el campo natural, donde prácticamente se arruinó la totalidad de las pasturas.

– ¿Cuáles son las diferencias en rinde de kilos y en stress generado al animal?

– No cuento con esa información. Lo que sí tenemos comprobado es que hay una mejora significativa respecto del campo natural.

– Y, además, ya con la compensación por la emisión de gases que provocan el calentamiento global hay un agregado importante.

– Así es. La mitigación de las emisiones de metano con las forestaciones es un agregado importante desde el punto de vista ecológico.

Bosques cultivados

– Respecto del ritmo de plantaciones, ¿ha sido afectado por demoras en los pagos de los incentivos económicos previstos por la ley 25.080? Esta situación se denuncia en Misiones. ¿Qué ocurre en Corrientes?

– En Corrientes se han triplicado los fondos en 2016, que superaron los $110 millones. Y estimamos que 2017 va a terminar con una cifra similar. Y si bien es el triple de los fondos que se destinaban anualmente antes, también hemos notado que nos son suficientes para cubrir el bache que hubo en 2015 y 2014, cuando se pagaron pocos planes forestales. En Corrientes la tasa de forestación anual viene bastante estable, entre 18.000 y 20.000 hectáreas. Sí notamos que cada vez se planta más sobre talas rasas anteriores. Se está avanzando poco sobre campos naturales. Se está aumentando el ritmo de cosecha, se está replantando y el resto es avance sobre campos naturales. Estimamos que las plantaciones sobre campos naturales llegan a cifras de entre 6.000 y 7.000 hectáreas anuales. Y el año pasado fue el primer año desde que está la ley 25.080 que se plantó más eucalipto que pino.

– Por ejemplo, Forestal Argentina S.A. está plantando eucalipto sobre talas rasas de pino.

– Así es. Está pasando en toda la provincia. Quizás las condiciones de mercado del eucalipto, las posibilidades de tener retornos en turnos de hasta seis años -que es algo muy importante ahora- y el hecho de que se pueden obtener subproductos con buen precio desde el tercer o cuarto año -como postes, varas- ha generado que los productores estén optando por esa especie. El eucalipto grandis, principalmente.

– ¿Tendrá algo que ver también la futura instalación de una tercera pastera en Uruguay como una posibilidad de proveerles madera en un futuro?

– Por ahora los productores no manifiestan esa posibilidad. Están viendo la producción a corto plazo, que la forestación les dé la mayor cantidad de productos intermedios. Y si se puede implementar el sistema silvopastoril, mejor.

– En Uruguay he visto tambos muy interesantes con sistemas silvopastoriles.

– También en Brasil está muy desarrollado este sistema.

– ¿Las recientes inundaciones también hacen que se foreste cada vez más con eucalipto?

– Más que todo, se está reemplazando en lugares donde hay lomas, no en zonas bajas. Se está eligiendo el eucalipto para reforestar en lomas, por cuestiones de heladas.

– ¿En qué otros temas están trabajando desde la Dirección de Recursos Forestales?

– Estamos prácticamente en una bisagra en lo que respecta a la ley 25.080, en cuanto a los cambios a futuro. Creo que el año que viene va a haber novedades muy importantes. Para dar una idea, de las 500.000 hectáreas, 350.000 se han forestado bajo el régimen de la ley 25.080. O sea, ha sido una ley que ha influido mucho en el patrimonio de la provincia. Lo que pase el año que viene va a tener efectos sobre Corrientes, y supongo que sobre todo el país respecto de la superficie forestada.

– ¿Están trabajando en el Inventario conjuntamente con Nación?

– Sí. Este año hemos presentado el proyecto para actualizar el inventario de plantaciones el año que viene. La primera vez se hizo cada seis años, pero nos dimos cuenta que hubo especies que se plantaron luego de un inventario y se cortaron antes del siguiente. Entonces pensamos que se debiera hacer un inventario cada cuatro años para que sea un lapso más razonable.

– ¿Surgieron nuevos inversores?

– Ahora hay tres proyectos (NdR: en las localidades de Virasoro, Santa Rosa y Santo Tomé) que van a consumir en conjunto más de un millón de toneladas de biomasa forestal. Son inversiones importantes. Y está en estudio la instalación de una papelera Kraft en la zona de Ituzaingó.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre